Es algo habitual el no tener los datos necesarios para guardar la parrilla y barbacoa en invierno, pero tengas problema porque aquí en TUparrilla.es te mostraremos lo básico para que tu parrilla y barbacoa este perfecto para cuando la tengas que volver a utilizar.

Guardar la parrilla y barbacoa en invierno

No es aconsejable guardar la parrilla y barbacoa sin estar bien protegida con una cubierta o funda que la aísle de las inclemencias del tiempo. Si la barbacoa es móvil, es mejor guardarla en un lugar cerrado.

 

Antes de guardar la barbacoa se recomienda revisar bien las piezas para ver si es necesario reparar algún elemento para que cuando empiece la nueva temporada esté a punto.

Una vez al año:

  • Limpiar  la parrilla tanto por dentro como por fuera con un liquido especial quita grasas y agua caliente con un estropajo de aluminio. Mayoritariamente, desmontad la parrilla para hacer una limpieza más a fondo y si queréis, usad la manguera a presión. Dejad que seque al aire libre antes de volver a armarla para evitar que se oxiden las piezas.
  • No dudéis en comprar una nueva si en la base quedan demasiados residuos que no se pueden retirar del todo, por seguridad y por higiene.
  • Guardad la parrilla en un lugar seco.

 

 

Funda para barbacoas impermeables y resistente para el invierno.

 

Como limpiar y guardar una barbacoa de gas.

 

La limpieza de tu barbacoa de gas es parte del asado, aprendamos a dejarla impecable para la próxima vez que lo usemos.

Antes de comenzar enciéndela al máximo durante 5 minutos para soltar la grasa adherida, posterior desconecta el cilindro de gas y lava la rejilla cuando aún esté tibia, una vez limpias puedes pasar el aceite de cocina esto ayudará a que la próxima vez no se pegue la comida

Para sacar la grasa adherida del interior usa un buen desengrasantes y ayúdate con un raspador para lo más difícil, fíjate que los quemadores no estén tapados y enjuaga la bandeja para el goteo en la que más se ensucia aplica un limpiador antigrasa y remueve con una esponja abrasiva.

Mensualmente quita el polvo y la grasa del armazón de la parrilla ya que así evitarás un deterioro de la estructura.

También podría interesarte como limpiar nuestra parrilla barbacoa.

 

 

Guardado de la barbacoa

Para almacenar por periodos largos es recomendable cubrir los quemadores con papel aluminio para que no entren insectos y polvo y deja siempre desconectado el cilindro de gas y cubre la con una funda que la cuidará del sol y la humedad.